Consecuencias de un “Brexit Duro” para las empresas españolas

Consecuencias de un “Brexit Duro” para las empresas españolas

España es una economía abierta, interconectada con su entorno geopolítico y con una clara vocación exportadora desde la crisis de 2007. Ese año fue el punto de inflexión del  “acelerón” de las exportaciones españolas, cuando el tejido empresarial de nuestro país fue consciente, ante la caída del consumo interno, que la palabra “exportación” ya no era un apunte más en los planes estratégicos de las compañías, sino que la empresa española tenía que vender fuera: más y mejor.

 

El coste de un Brexit sin acuerdo supondría 9.000 mm de € sobre el PIB”

Como ejemplo sirva que en el año 2007 las exportaciones españolas suponían un 24% del PIB y en 2018 suponen un 32% según datos del Banco Mundial. Con este breve resumen queremos mostrar al lector, que un parón en nuestras exportaciones por las “trabas” de un “Brexit sin acuerdo”, tendrá consecuencias directas sobre nuestro PIB, empleo y sobre nuestro tejido empresarial. Concretamente un Brexit sin acuerdo supondría, según el Banco de España, un impacto de unos 9.000 mm de € sobre nuestro PIB.

 

“Un Brexit Duro supondría la perdida real de 70.000 empleos directos en España”

Las exportaciones españolas a Reunido Unido suponen un total del 6,6% en 2018 sobre el total de las exportaciones españolas. Los sectores que más exportan al Reunido Unido son el automovilístico, el turismo, la fabricación de bienes de equipo y los productos agrícolas. El impacto de un Brexit sin acuerdo por la subida de aranceles y las restricciones comerciales sería de unos 70.000 empleos directos. Se da la circunstancia que los sectores más afectados son muy intensivos en mano de obra, pj. fábricas de automóviles y maquinaria, agricultura y el turismo.

“Consecuencias imprevisibles sobre el impacto indirecto en el PIB y empleo”

Basta con analizar los datos de las exportaciones españolas a Reino Unido para imaginar o predecir las consecuencias directas que tendrá el Brexit. Pero hay cientos de consecuencias indirectas que aun no pueden ser cuantificadas. Como ejemplo el sector del transporte por carretera (aranceles y aduanas) con unos 8.000 camiones menos al día, la compra de viviendas por parte de británicos (este año han caído as compras en un 15% según el colegio de Registradores) ,el consumo realizado por los turistas británicos en nuestro país…Y así innumerables sectores se verán afectados.

A todo ello tenemos que sumar las consecuencias que el Brexit pueda tener para la economía mundial. Con una ralentización de el crecimiento, la inestabilidad y el temor a una recesión. El cierre del Parlamento Británico por parte del primer ministro Boris Johnson ha supuesto un duro revés a las esperanzas por alcanzar una salida pactada del Reino Unido de la UE y que sin duda aliviaría, en parte, las tensiones y desconfianza que se pueda crear.

Desde Van Corporate estamos asesorando a nuestros clientes de la importancia de tener un plan de contingencia para  las posibles consecuencias directas e indirectas que sobre sus balance pueda tener el Brexit. Una buena forma de hacerlo es analizar el Modelo 347 de nuestra empresa y valorar que productos o servicios pueden ser influidos por un posible Brexit duro.